ES EN
HOME > OFERTA ACADÉMICA > >>>> Justificación del título

JUSTIFICACIÓN DEL TÍTULO

1. Justificación del título: interés académico, científico y profesional

1.1. Interés académico.

El Turismo es la principal industria de nuestro país y el motor de la economía canaria. Es por ello que cada vez es más importante que existan profesionales cualificados capaces de dar lo mejor de si mismos y de obtener a su vez lo mejor de esta industria. Tratándose de una actividad intensiva en recursos humanos, la cualificación y profesionalización del factor trabajo constituye una tarea prioritaria para la configuración de un producto o servicio competitivo, adaptado a las necesidades de una demanda cada vez más exigente.

En 1996 aparecieron las directrices que permitían desarrollar los planes de estudios de los Diplomados en Turismo (antecedente de los actuales Graduados en Turismo). Es importante señalar que en dicho Real Decreto se indicaba explícitamente que: “…el análisis del actual sistema, abordado en el seno de la Comisión Interministerial de Turismo, ha puesto de manifiesto la necesidad de resolver algunas deficiencias existentes en los niveles de formación y dar respuesta a la demanda de una superior capacitación entre los directivos de nuestras empresas turísticas, que se reclama desde los sectores empresarial, institucional e incluso académico.Todo ello aconseja la incorporación plena de los estudios superiores de turismo al ámbito universitario, en el marco de lo previsto en la Ley Orgánica 11/1983, de 25 de agosto, de Reforma Universitaria, de tal forma que estas enseñanzas puedan ser organizadas y desarrolladas por la Universidad.

Las Directrices Generales Propias del Diplomado en Turismo venían determinadas por el Real Decreto 604/1996, de 15 de abril. Es el primer plan de estudios superior en Turismo que se imparte en España plenamente integrado en el marco de las Universidades, regulado por la misma normativa que las restantes Diplomaturas universitarias de forma que, por primera vez, de manera oficial, el estudiante puede escoger asignaturas optativas para personalizar su currículum académico y cada Universidad puede, a través de las asignaturas obligatorias, determinar su especificidad.

La Diplomatura de Turismo proporcionaba, entonces, una formación universitaria multidisciplinar capacitando al futuro titulado para afrontar los importantes retos que plantea este sector, pilar básico de la economía canaria, cuya expansión necesita de profesionales altamente cualificados que puedan hacer frente a la creciente complejidad y competitividad en que se desenvuelve la actividad turística. El  Título se configuraba sobre una base curricular especializada que proporcionaba la formación universitaria adecuada a las necesidades de la gestión empresarial.

Desde el punto de vista pedagógico, se trataba de formar titulados con conocimientos, capacidad y actitud personales y dominio de idiomas, necesarios para ejercer competitivamente la profesión e incorporarse de modo inmediato al mercado de trabajo. Asimismo, disponían de la formación propia de un profesional versátil, capaz de actualizar sus conocimientos en función de las exigencias de los cambios del mercado.

De manera particular, se trataba de enseñanzas con un alto interés para la Universidad de La Laguna por su trascendencia socioeconómica en nuestro entorno. De hecho, la puesta en marcha de los estudios de Turismo en esta Universidad ha contado con un decidido apoyo de instituciones y asociaciones empresariales, como prueba la participación de algunas de las más representativas en la elaboración del plan de estudios

1.2 Interés científico.

Las Ciencias Turísticas hasta hace unos pocos años han estado sometidas a una falta de reconocimiento y, lo que es peor, se ha dudado del componente científico de esta importante área. La importancia estratégica del turismo y las necesidades del mercado de trabajo entran en contradicción con este escaso reconocimiento académico de las enseñanzas turísticas. Pero afortunadamente, el turismo ahora está empezando a ser considerado como una ciencia multidisciplinar de cuyo estudio depende uno de los principales factores de riqueza de nuestro país y particularmente de Canarias.

La relativa juventud del turismo como una actividad humana generalizada en las sociedades desarrolladas con implicaciones culturales, sociales y económicas y de reconocido interés científico condiciona que aun esté abierto un amplio debate sobre su exacta definición. En efecto, conceptualizar la palabra “turismo” representa adentrarse en una tarea ardua y compleja dado su carácter poliédrico dentro de un mundo semántico difuso. Se presenta como un concepto concreto en los diccionarios y en las enciclopedias básicas, que coinciden en identificarlo con los apelativos viaje, estancia y actividad durante el tiempo libre de la civilización del ocio.

Los expertos de las distintas disciplinas que estudian el turismo coinciden unánimemente en aceptar que el hecho turístico admite múltiples objetivos de estudio. Existe un amplio consenso acerca de algunos de los aspectos específicos y diferenciales del turismo como los que se pueden sintetizar en los siguientes puntos:

1. El turismo implica desplazamiento en el espacio.

2. El viaje forma parte de la propia naturaleza del turismo.

3. El turismo implica una estancia no permanete en destino.

4. El turismo se conforma habitualmente a partir del umbral de la pernoctación.

5. Para satisfacer las necesidades de los turistas se generan unos servicios y unos productos específicos.

6. Existen factores de localización y desarrollo turístico.

7. El turismo ocasiona espacios turísticos que pueden tener diferentes modalidades no excluyentes.

8. El turismo es una actividad no almacenable e intangible.

9. El turismo se basa en una actividad consuntiva

10. El turismo se consume en el lugar de producción

11. Los turistas pueden compartir el uso de bienes y servicios con la población residente.

12. La experiencia turística es efímera.

13. Existen destinos turísticos que condicionan la elección de los turistas/consumidores.

14. Son muchos los factores que inciden en la motivación del turista.

15. El turismo es una actividad que conlleva asociados impactos sociales, culturales, económicos y medioambientales.

16. El turismo es un desplazamiento por motivos que no son estrictamente económicos.

17. La pernoctación es uno de los elementos que confiere al desplazamiento turístico el carácter de actividad no ordinaria.

Las amplias posibilidades precisan comprenderlo desde una perspectiva colectiva y global. En este sentido, no debe hablarse tan sólo del carácter multidisciplinar y pluridisciplinar del turismo sino que también debe contemplarse su carácter transdisciplinar, principalmente desde dos aspectos: las interrelaciones entre disciplinas y las diferentes perspectivas de las especialidades de una misma disciplina.

A la complejidad de la actividad, se le añade su manifestación dinámica, el continuo crecimiento cuantitativo y cualitativo que hace que el turismo se redescubra constantemente, de tal forma que la visión que puede tenerse en un momento determinado pueda variar y las definiciones que ahora sirven pueden ser pobres en el futuro para describirlo. Siguiendo esta dialéctica, la formación en turismo debe ir adaptándose continuamente a los nuevos postulados turísticos y debe ir utilizando nuevos paradigmas: “El producto turístico o los productos turísticos, se transforman, se renuevan constantemente, día a día, buscando nuevas y distintas oportunidades de satisfacer al turista tradicional y tratando de ofrecer huecos inexplorados para los más exigentes o los más inquietos. En la innovación de la oferta descansa buena parte de la esperanza de futuro del mercado turístico” (Monfort, Morant e Ivars, 1996).

Enlazando con la apreciación de Vera (1994), que señala la necesidad de adecuar la oferta a las motivaciones cambiantes de la demanda y a una nueva situación de los escenarios internacionales, en condiciones cada vez de mayor competitividad, puede hablarse de nuevos desafíos turísticos. Aparece el turismo como un reto dentro de una estructura productiva que debe contribuir esencialmente en los procesos de desarrollo regional.

1.3 Interés profesional.

Parece lógico que al alumno se le descubran cuáles son las diferentes posibilidades profesionales que puede encontrar en su inmediato futuro profesional. En este sentido,  cuenta con materias que puedan ayudar al alumno a identificar salidas profesionales a la vez que le dan cierto bagaje profesional. Hablamos de materias que permiten conocer la estructura y funcionamiento de: empresas de transporte aéreo, agencias de viajes, touroperadores, alojamiento y restauración, entre otras, además de los idiomas. En este caso, no se trata de conocer los recursos gramaticales que son la base para el dominio de un idioma sino practicar en situaciones reales o simuladas de forma que permita al alumno tener mayor seguridad cuando deba enfrentarse a situaciones reales.

La diversidad de la actividad turística requiere para su desarrollo de un amplio abanico de profesiones turísticas dentro de las cuales hay perfiles profesionales para los que debe formar un título de Grado en Turismo. Las áreas más habituales de trabajo en este ámbito son: alojamiento, restauración, intermediación, transporte y logística, planificación y gestión pública de destinos, productos y actividades turísticas y formación, investigación y consultoría.

El ámbito Alojamiento abarca todos los establecimientos hoteleros y extrahoteleros, incluyendo camping, residencias rurales, alquiler de apartamentos, clubes de vacaciones y un largo etcétera. Es un ámbito muy variado donde los perfiles profesionales pueden cambiar, no sólo por el tipo de establecimiento, sino por su categoría y especialización.

El ámbito Restauración incluye los trabajos relacionados con la gestión tanto de los diversos tipos de restaurantes, como en empresas de hostelería de colectividades o empresas de catering, así como en las unidades de negocio correspondientes al alojamiento

El ámbito Intermediación comprende touroperadores, mayoristas, agencias de viajes (receptoras y emisoras) y otros tipos de intermediarios turísticos como CRS (centrales de reservas), intermediarios independientes, GSA (General Self Agents), etc.

El ámbito Transportes y Logística que contempla a todas aquellas empresas vinculadas al transporte, ya sea aéreo, marítimo, por carretera o ferroviario. Además se incluyen las de servicios logísticos como las entidades de gestión de puertos, aeropuertos o estaciones que interactúan con ellas. Se incluyen las empresas de alquiler de vehículos por su vinculación al transporte aunque su gestión difiera de las anteriores.

El ámbito Planificación y Gestión Pública de Destinos incluye todas aquellas instituciones, generalmente de naturaleza pública que, a través de diversos instrumentos, se ocupan de definir un destino turístico a nivel local, regional, autonómico y nacional y de establecer las bases para su gestión, planificación y promoción.

El ámbito de Productos y Actividades Turísticas comprende lo que habitualmente se denomina oferta complementaria. Está enmarcado dentro de todo lo relacionado con la cultura, el ocio y la recreación. Entre las diferentes empresas e instituciones vinculadas a este ámbito hay una larga lista en la que podemos destacar las siguientes: museos, parques temáticos, centros termales, animación turística, estaciones de montaña, empresas  de organización de congresos y convenciones, complejos recreativos y comerciales, empresas de deporte y aventura, etc.

El ámbito Formación, Investigación y Consultoría incorpora las necesidades de profesores para los diversos niveles, ya sea para los ciclos formativos, Universidad y para la cada vez más importante formación continua. Asimismo, hay que tener en cuenta a los profesionales que participan tanto en proyectos de apoyo a empresas e instituciones como para obtener datos reales del turismo y perspectivas de futuro.

Todos estos ámbitos precisan, al menos inicialmente, de formación diferenciada. La mayor coincidencia reside en que su trabajo está enfocado, de forma directa o indirecta, a la satisfacción de las necesidades del turista.

Dentro de cada uno de estos ámbitos podemos establecer diferentes tipologías de profesionales: dirección corporativa e institucional (director de cadena hotelera, director de recursos humanos, director de compras, director financiero, director de marketing, director de parque temático, gestor de destino turístico, planificador de destino turístico, etc.), dirección de operaciones, más vinculados  con las unidades de explotación (director de hotel, director comercial de hotel, director comercial de un touroperador, director de agencia de viajes, responsable de entidad de promoción, director de parque de ocio, director de centro cultural, etc.), cargos intermedios (jefe de recepción de hotel, gobernanta, jefe de animación, responsable de administración, responsable de seguridad, responsable de mantenimiento, jefe de ventas, jefe de reservas, jefe de Oficina de Turismo, supervisor de parque de ocio, sobrecargo de transporte, guía cultural especializado, creador de paquetes turísticos, gestor de grupos, etc.) y personal de base que se encarga de la prestación directa de los servicios (recepcionista, conserje, camarero, somelier, cocinero, administrativo, empleado de seguridad, azafata, tripulante de cabina, vendedor de agencia de viaje, guía de ruta, informador turístico, etc.).

Compartir: